¡Si no es para tanto!, por Eduardo Jara

  1. Inicio
  2. Relatos Taller Creación Narrativa
  3. ¡Si no es para tanto!, por Eduardo Jara

¿Pero por qué me grita? ¡Si le traje un ramo de flores! y una de ellas incluso es del color que más le gusta ¡Me las tiró por la cabeza! Ahora se está poniendo roja y no me está escuchando. Si me diera la oportunidad de explicarme se daría cuenta que no tiene nada de malo que con el aguinaldo me haya comprado la última playstation. ¿Por qué saca a colación discusiones antiguas? ¡No puede ser que por enésima vez esté recordando la vez que me compré esos muñequitos de Batman y Superman! Admito que sí sé que estamos ahorrando para cambiar el techo que gotea, pero ella debe admitir que estamos en Arica y aquí casi nunca llueve ¿Qué un día de estos me va a botar mi colección de Star Wars? ¡Que no se meta con  Star wars que yo no me meto con su religión! ¡Por la cresta, ahora rompió un jarrón! ¿Acaso preferiría que tuviera otra afición como drogarme con mis amigos? Le digo que no se enoje y se enoja más; que manía de enojarse sola, si no es para tanto ¿Estará con la regla? Intento recordarle que soy un buen marido; nunca me enojo; si me dice que lave los platos lo hago; si me dice que riegue el patio también lo hago; que no soy como el borracho de su padre que le pegaba a su mamá. Creo que no debí decir eso; ahora está casi morada. Gritando me manda a dormir al sillón. Definitivamente esta noche no habrá sexo, realmente ella no me comprende. No importa, mañana ya se le pasará.

¿Qué te pareció este relato?
Por favor, déjale un comentario al autor.
Entrada anterior
El abuelo, por Javier Castillo
Entrada siguiente
Arena, por Ronnie Ramos

¿Te gustó el relato?
Por favor deja tu comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú