Naturalismo

Responsabilidad, por Iris Acosta

El jarrón se rompió. La irresponsabilidad de Nicolás nuevamente ha quedado en evidencia. No se trata de un jarrón de la dinastía Ming, ni siquiera costó mucho dinero, es más…

La colecta, por Jacqueline Rodríguez

¿Quién hará la colecta? Esta pregunta es habitual para los pobladores de la Villa Esperanza. -Qué frío tan intenso vecina, ya no lo soporto. -Sí, vecina. Esto mismo fue lo…

El conventillo, por Luis López

Apenas aclaraba, los hombres que tenían algún trabajo salían de sus piezas apurados. El resto de los otros hombres, cesantes, salían sin apuro a ofrecer sus servicios para trabajos ocasionales.…

La huida, por Mariana Ampuero

-¡Mamita, mamita! ¡Los pacos! ¡Vienen los pacos! – Gritaron los niños, al tiempo que entraban en la casa, empujándose, yendo donde la madre que en ese momento hacía pan. -¿Los…

Víspera de una muerte, por Areli Ulloa

La noche es fría, el cielo grisáceo profundo y lejano, la luna llena asoma sus rayos en la puerta semiabierta del hospital, un corazón que late menos, unos ojos tristes,…

El ciclo no termina, por Vicente Acuña

Esa mañana fue muy intensa para Marcelo, había ido al pueblo a escuchar el veredicto del juez y verle la cara al bastardo que le había quitado la vida a…

La cena de fin de año, por Areli Ulloa

“Una cena. Sentados alrededor del camastro, para que estemos mirándonos y sonriendo. Un asado y papas mayo, una coca cola heladita, recién sacada del pozo y para los niños, una…

Un cuadro sin imagen, por Felipe Benavides

Estoy aquí escribiendo esto, mientras miro por la ventana hacia esa vereda,  tratando de recordar la última vez que vi ese cuadro. A ver si recordando los hechos que te…

Brutalidad, por Eduardo Jara

Cristóbal, no quiero que sufras. Tú puedes hacer que esto termine de una vez. Sólo tienes que cooperar; sabes que no me gusta provocarte dolor. Quiero que seamos amigos. Por…

Otra mujer, una sobreviviente, por Angelina Pinto

“Usa tu inteligencia”, me dice, cambiando el tono, haciéndolo dulce, casi empalagoso. “Como buena mujer”, mira desafiante, avanza. “Compórtate y entiende que no hay manera de que me dejes”, continúa…
Menú